De madre puta, hijas putas

Mimunt Hamido Yahia

Te despiertas una mañana de domingo algo gris, el cielo barrunta lluvia, te preparas el café y piensas en disfrutarlo leyendo la prensa, pero antes ves que tienes en tu ordenador cientos de notificaciones, la curiosidad te puede y entras a echar un vistazo. Personas queridas, otras desconocidas que se alegran contigo porque tu libro por fin está escrito, acabado y camino de las librerías. Ha sido un camino duro y largo y te alegra que se alegren porque lo has escrito para ellas y ellos. Para reflexionar juntas sobre lo que nos ocurre y por qué nos ocurre.

Sonríes, agradeces, te alegras de ver a amigas con las que hace tiempo que no interactúas…y entonces lees algo que te deja parada: Una mujer que sin haber leído aún el libro me llama puta a mí y de paso a mi madre porque según ella, de madre…

Ver la entrada original 591 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.